Bótox

Vale la pena
95%
Vale la pena
Basado en 101 experiencias
Precio medio
$ 208.208
Precio medio
Según 56 especialistas
  • Anestesia local
  • No requiere hospitalización
  • Menos de 1 hora de intervención
  • No requiere reposo
  • Efectos visibles después de una semana
  • Resultados temporales

Introducción

La toxina botulínica, conocida también por su nombre comercial como Bótox, es una proteína utilizada en la medicina estética para paralizar los músculos faciales y reducir las líneas de expresión. Se ha convertido en el tratamiento de rejuvenecimiento facial número uno en el mundo por sus características mínimamente invasivas y su resultado muy natural.

Según el informe de ISAPS de 2019, este tratamiento se confirmó por decimocuarto año consecutivo como el tratamiento estético más solicitado en el mundo con más de 6 millones de procedimientos.

Historia de la toxina botulínica

uso del botox

 Los campos de uso de la bótox se han vuelto múltiples

La toxina botulínica fue estudiada por primera vez en 1793 por Justinius Kerner y la historia de su descubrimiento es bastante extraña. Después del banquete de una boda, muchas personas sufrieron una intoxicación alimentaria y se descubrió que fue debido al consumo de algunas salchichas contaminadas por una bacteria. A partir de ese momento se llamó bótox del latín «botulus» que significa precisamente «salchicha».

La toxina botulínica es un veneno altamente tóxico, que cuando se consume en cantidades excesivas puede causar una parálisis muscular letal, por estas razones los primeros estudios y usos se realizaron en laboratorios militares estadounidenses. Incluso hoy en día, es considerado una de las armas bacteriológicas más poderosas del mundo.

A partir de la década de 1940, se empezaron a estudiar los efectos terapéuticos del botulinum, los primeros experimentos se realizaron en el campo oftalmológico para corregir el estrabismo. Con el tiempo, los campos de uso de la toxina botulínica se han vuelto múltiples: trastornos del movimiento, sudoración excesiva, espasticidad. Sólo recientemente, a partir de los años 90, tiene su uso en el campo estético extendido para borrar líneas de expresión.

¿Cómo funciona el bótox?

botox antes y después

Imagen de la Clínica Orion

La toxina botulínica, conocida también por su nombre comercial como Bótox, es una proteína utilizada en la medicina estética para paralizar los músculos faciales y reducir las líneas de expresión. Se ha convertido en el tratamiento de rejuvenecimiento facial número uno en el mundo por sus características mínimamente invasivas y su resultado muy natural.

Según el informe de ISAPS de 2020, este tratamiento se confirmó por decimocuarto año consecutivo como el tratamiento estético más solicitado en el mundo con más de 6 millones de procedimientos.

Hasta la fecha, su mayor uso es con fines estéticos, resulta ser un excelente anti-envejecimiento que permite eliminar los signos del envejecimiento y garantizar un resultado muy natural. Hay que destacar que a nivel mundial las aprobadas para uso clínico son la toxina botulínica A y B aunque la más utilizada es la tipo A por su eficacia. La marcas autorizadas por la Agencia Española del Medicamento en nuestro país son:

  • Botox® (Allergan)
  • Meditoxin
  • Xeomin
  • Reage
  • Dysport

La toxina botulínica se inyecta normalmente en los músculos del tercio superior de la cara, es decir, puede corregir los siguientes tipos de arrugas:

  • Arrugas frontales (líneas de expresión de la frente)
  • Arrugas periorbitarias llamadas comunmente “patas de gallo”
  • Arrugas del entrecejo

Las inyecciones de esta toxina previenen y disminuyen las arrugas marcas de expresión en la cara ya que ayudan a bloquear las señales nerviosas que hacen que los músculos se contraigan.

Existen dos tipos de arrugas:

  1. Dinámicas: Son las arrugas de expresión que se ven cuando realizamos un movimiento facial
  2. Estáticas: Con el paso del tiempo las arrugas dinámicas se vuelven estáticas, es decir, se pueden apreciar en el rostro sin necesidad de realizar un movimiento facial.

El profesional debe valorar el rostro y las gesticulaciones y las líneas de expresión para acordar con el paciente qué arrugas y líneas de expresión se pueden atenuar o paralizar completamente para que el resultado final sea satisfactorio.

Bibliografía

"La información que aparece en esta web es solo orientativa y nunca puede sustituir la información que debe proporcionarte tu propio médico estético, cirujano estético o especialista estético. Si estás valorando la posibilidad de realizarte algún tratamiento o intervención médica (también en caso de dudas o preguntas) dirígete directamente a tu médico especialista para que te proporcione la información correspondiente. Clinicasesteticas no respalda ni recomienda ningún contenido, procedimiento, producto, opinión, profesional de la salud o cualquier otro material e información en esta guía o en cualquier parte de este sitio web."
Ver doctores