Técnicas para evitar la resequedad tras combatir el acné

Técnicas para evitar la resequedad tras combatir el acné
Denisse Hartard
Redactora con experiencia en temas de cirugía y medicina estética.
Creación: 25 jun 2018 · Actualización: 20 mar 2019

El acné es un problema delicado, esto ya que a pesar de comenzar en la adolescencia, en muchas ocasiones se mantiene para el resto de la vida de mujeres y hombres, siendo desagradable por su aspecto. Su tratamiento es complicado y al estar altamente expuesto en nuestro rostro, deja visible el problema a los demás.

Hay una variedad de tratamientos, siendo la más habitual y fácil el uso de las cremas, o bien, previa cita al dermatólogo, el uso de medicamentos farmacológicos. Estos suelen ser muy efectivos pues combaten la grasa y se visualiza rápidamente el cambio, no obstante, poseen un efecto secundario mayor, pues dejan la piel extremadamente seca y áspera.

Los medicamentos; causa y efecto

Al influir directamente sobre las glándulas sebáceas, los medicamentos contra el acné pueden hacer que la piel se seque, se manifiesten descamaciones o rojeces, se presenta el síndrome del ojo seco, los labios se agrietan con más facilidad y el cabello aguanta limpio más tiempo.

shutterstock-763618693.jpg

Entonces, si los medicamentos son los que solucionan de manera efectiva el problema del acné, pero al mismo tiempo provocan sequedad en la piel hay técnicas para actuar frente a este nuevo problema.

Hidratación redundante de la piel

Enfocándose especialmente en la cara y las manos, ya que son las más expuestas por ende se resecan con mayor facilidad. Se aconseja limpiar bien las partes antes de aplicar las cremas hidratantes que son de alta ayuda, ya que muchas de ellas están especialmente formuladas para pieles secas, que tienen su origen en el tratamiento farmacológico del acné. Se sugiere probar hasta encontrar una que de verdad aporte la hidratación necesaria para cada persona, con el producto que mejor le acomode y resulte efectivo.

¿Quieres conocer alimentos para eliminar el acné?pincha AQUÍ

Factores nocivos

Cabe destacar los cuidados que se debe tener con ciertos jabones que resecan aún más la piel, quizás evitarlos pues causan mayor daño, asimismo algunas aguas, que son igualmente perjudiciales, para esto se insinúa el uso de agua limpiadora de rostro, producto beneficioso que en un principio se utilizaba para tratar las pieles quemadas y derivó en que poseía efectos positivos sobre la piel dañada, en este caso seca por los medicamentos, jabones o agua común.

En cuanto a los labios, lo ideal siempre será un buen protector bálsamo labial lo antes posible e ir hidratándolos varias veces al día, tanto en verano como en invierno, evitando que puedan aparecer labios quebrajados o quemados. Se realiza el acto erróneo de mojar los labios con saliva cuando los sentimos secos pero esto produce el efecto inverso pues las grietas y sequedades se intensifican.

Para los ojos secos lo ideal son las gotitas farmacéuticas, son prácticas para transportar y sobre todo fáciles de aplicar.

shutterstock-748132558.jpg

Frío y calor en la piel seca

Los cambios de clima y temperaturas son altamente agresivos para la piel, por esto se sugiere que dentro de la limpieza diaria y los cuidados habituales de la piel y el rostro, se incluya un protector solar el que debe aplicarse posterior a la crema hidratante, especialmente durante los días de mayor calor.

Otras precauciones para cuidar la piel seca:

-Duchas tibias, no usar agua tan caliente, en lo posible, lo más fría posible.

-Duchas cortas, no quedarse mucho tiempo bajo el agua, para que la piel no pierda parte importante de sus aceites esenciales.

-Secado suave, no frotar la piel con la toalla, es mejor aplicar pequeños toquecitos.

Mira estos eficaces tratamientos para el cuidado de la piel AQUÍ

-Shampoo suave, los tradicionales tienen tendencia a dejar el cuero cabelludo seco.

-Jabones y gel naturales, se recomienda el uso de productos con ingredientes naturales y libres de fragancias artificiales y de agentes antibacterianos.

Ventilaciones, aire fresco y agua; factores que evitan que la piel se reseque y agriete.

El uso del humidificador es de gran ayuda en invierno, pues aporta humedad al ambiente y hace que el aspecto de la piel mejore de forma notable. Se puede usar tanto de día como durante la noche. Pero ojo, no aplicar aceites esenciales u otros productos con olor al vapor que suelta el aparato.

Beber dos litros de agua al día es una de las acciones más saludables para nuestro organismo, nos permite mantener un peso ideal y ayuda a que la piel tenga mejor aspecto, pues al estar hidratada está más vital,limpia y radiante.

shutterstock-35486374.jpg

¿Qué debo evitar?

Una de las pieles más delicadas es la piel seca del rostro, ya sea por acné o por naturaleza es una de las que requiere mayores cuidados.

Factores a considerar:

-Maquillajes, algunos productos pueden dañar la piel en vez de revivirla. Es por esto que se aconseja utilizar productos como cremas o cosméticos no comedogénicos, puesto que están libres de ingredientes que obstruyan o irriten la piel.

-Fragancias y olores, mientras más libres de olores sean los productos, mejores serán los cuidados de la piel, más aun del rostro.

- Exfoliacion o depilación con cera, Afectan altamente todo el cuerpo y parecieran ser inofensivos, sin embargo, contribuyen a dañar la piel, por lo que se sugiere optar por otros métodos menos ofensivos.

Como todo tratamiento, siempre se recomienda como primer punto, asesorarse por un especialista, en este caso será el dermatólogo quien evaluará cada situación, dando un tratamiento específico dependiendo el caso y nivel de sequedad, recomendando productos y consejos puntuales para tu tipo de piel.

¿Tuviste acné y tu piel quedó seca? ¿Quieres compartir tu experiencia y/o dudas en el FORO?

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!

0 comentarios

Las informaciones que aparecen en Clinicasesteticas.cl en ningún caso pueden sustituir la relación entre el paciente y su médico. Clinicasesteticas.cl no hace apología de un tratamiento médico específico, de un producto comercial o de un servicio.

Consulta al doctor