Manga gástrica, una solución para la obesidad

 · 
Manga gástrica, una solución para la obesidad

La manga gástrica es una técnica a la que cada vez se someten más chilenos debido a los buenos resultados obtenidos en los últimos años. Además es una cirugía segura y una gran alternativa para acabar con la obesidad.

Esta técnica se basa en remover buena parte del estómago, hasta el 85%, para dejar una capacidad de entre 60 y 120 ml y reducir así la necesidad de ingesta de alimentos.

Un procedimiento menos invasivo

La intervención de gastrectomía en manga laparoscópica es una cirugía de naturaleza restrictiva. En un principio se presentó como una etapa previa al by-pass gástrico definitivo, pero viendo su gran efectividad, se ha convertido en una cirugía por sí misma. Su principal beneficio es que no hace falta abrir el vientre del paciente, sino que el cirujano trabaja mediante pequeños materiales quirúrgicos a través de orificios de pocos milímetros (entre 5 y 10 mm). Toda la operación es controlada con una pequeña cámara que guía al especialista a lo largo del proceso.

¿Quienes son candidatos?

No todo el mundo se puede someter a este tipo de intervenciones; los pacientes recomendados son aquellos que tienen un IMC (índice de masa corporal) entre 30 y 60, por tanto, va desde obesos leves hasta obesos mórbidos. Normalmente son pacientes que han fracasado en varios de los tratamientos que se les han recomendado o que quieren mejorar los resultados después de pasar someterse al balón intragástrico.

gastroplastia-tubular-o-manga-gastrica.j

Pérdidas de peso duraderas en el tiempo

Otra de la ventajas de este tipo de cirugía es la gran pérdida de peso. Mayor reducción de peso en comparación con otros procesos quirúrgicos parecidos, como por ejemplo la banda gástrica ajustable. Por tanto, la reducción de peso se puede situar hasta el 60% al pasar un año (hasta 10 kgs por mes). Esta pérdida de peso se realiza gracias a la más pronta saciedad por el nuevo tamaño del estómago pero también por la extirpación de la grelina, una hormona que regula el hambre y la sensación de ésta.

Tiempo de recuperación

Además, la técnica laparoscópica permite una recuperación rápida, volver a una actividad relativamente normal a los 10-15 días, un dolor postoperatorio más leve y una mejor capacidad respiratoria. Por otro lado, en esta intervención no interviene ningún cuerpo extraño por lo que las complicaciones también se reducen. El ingreso hospitalario se suele alargar entre 3 y 4 días.

Alimentación postquirúrgica

Durante la primera semana es recomendable que sólo se ingieran líquidos como agua, sopa, té, leche o jugos de fruta, por ejemplo, pero sobre todo es muy importante que nada sea sólido. En una sola toma no se puede beber más de 200 ml y se tiene que superar el 1.5 litros al día. Este régimen se debe alargar como mucho una semana.

En las semanas siguientes, normalmente hasta llegar el mes, se debe alimentar al paciente a base de papillas divididas en 5 comidas: desayuno, colación, almuerzo, té y cena. Las papillas deben ser de vegetales o frutas cocidas, carnes blancas como pescado, pollo y pavo, evitando las carnes rojas que no son bien toleradas por el cuerpo en un principio.

Obviamente también se recomienda la práctica del ejercicio físico para mantener el peso conseguido tras la operación.

comentario (1)

susanacampos3

· Coquimbo

Para quien dude de si ponerse manga gástrica o balón intragástrico les recomiendo pasen por este tema del foro http://www.clinicasesteticas.cl/foro/manga-gastrica-o-balon-intragastrico-para-bajar-de-peso-338

Publicidad

Consulta al doctor