Claudia Ortega
Claudia Ortega
Redactora de contenidos, blogger y community manager, con varios años de experiencia en temas de salud, bienestar y estética.
Creación: 7 mar 2016 · Actualización: 8 jul 2019

Publicidad

Navegación

  • Introducción
  • ¿Qué es la radiofrecuencia?
  • ¿Qué efectos tiene en la piel?
  • ¿Quién es candidato para radiofrecuencia?
  • ¿Cómo encontrar al especialista?
  • ¿Qué pasa durante la primera consulta?
  • ¿Cómo se realiza el procedimiento?
  • ¿Qué sucede después del procedimiento?
  • ¿Cuáles son los resultados a esperar?
  • Riesgos y efectos secundarios posibles
  • Preguntas frecuentes
  • Bibliografía

Introducción

Desde el año 1920, la radiofrecuencia se utiliza en cirugía, con el fin de producir coagulación de los vasos sanguíneos y evitar sangrados. Años más tarde, se descubrió que mediante la transmisión de energía y calor, tiene la capacidad de generar la producción de nuevas fibras de colágeno. Es por ello, que en la actualidad se ha ampliado sus usos, y ha ganado más territorio en el campo de la medicina estética para mejorar la flacidez, la celulitis y arrugas en la piel.

Hasta hace algunos años, para eliminar la flacidez, celulitis y arrugas en la piel era necesario someterse a cirugías que resultaban dolorosas, prolongadas y que necesitaban de un largo período de recuperación. Desde la aprobación por la FDA en el 2002 para su uso en medicina estética, se han creado numerosos dispositivos de radiofrecuencia que se utilizan en tratamientos estéticos y son una opción para quienes no desean someterse a cirugías. La ventaja de los tratamientos no invasivos como la radiofrecuencia es la posibilidad de iniciarlos a etapas más tempranas, en los primeros signos de envejecimiento y flacidez cutánea.

radiofrecuencia en la cara

Gracias a la radiofrecuencia se producen nuevas fibras de colágeno

¿Qué es la radiofrecuencia?

La radiofrecuencia se considera una bioestimulación física, que mediante radiación electromagnética en frecuencias que van desde los 3kHz hasta 300MHz, produce energía, que al entrar en la piel y absorberse, se transforma en calor. Cuando el calor que se produce logra una temperatura entre los 40-45 grados celsius, se logra la producción de nuevas fibras de colágeno por parte de los fibroblastos, mejorando la elasticidad y tensado de la piel. 

Hay varios dispositivos de radiofrecuencia en el mercado, como el Thermage, Pellevé, Exilis, Aurora SR, Polaris WR, Aluma, Accent, entre otros. Cada uno tiene propiedades y características especificas, pero se dividen en 3 categorías: monopolar, bipolar o multipolar, según su mecanismo de distribución de energía.

La Radiofrecuencia monopolar o unipolar, es el primer mecanismo de radiofrecuencia que se utilizó para tensado de la piel. Este emite una corriente de energía que va desde un electrodo o polo que está en contacto con la piel hasta una placa conectada a tierra que se encuentra en la piel pero distante al otro polo. La energía fluye de un punto a otro, produciendo calor principalmente debajo del polo que está activo, y muy poco cerca de la placa conectada a tierra.

La radiofrecuencia bipolar, utiliza dos electrodos o polos activos que se encuentran a una distancia específica. Ambos se encuentran en contacto con la piel, y producen una energía alternante, que va de un polo a otro, produciendo calor.

La radiofrecuencia multipolar utiliza varios electrodos o polos, que hacen una distribución de energía de manera cruzada, por lo tanto una producción de calor más intensa y selectiva, trabajando más específicamente sobre el área que se encuentra dentro de los polos.

Actualmente se habla de radiofrecuencia fraccionada, como es el equipo Fixer, que utiliza un mecanismo similar al que ya hemos explicado, con la diferencia que se asocia al uso de microagujas, que hacen pequeñas inserciones en la piel, las cuales permiten que la energía que emite la radiofrecuencia penetre de forma más selectiva.

Resultados radiofrecuencia

Imagen DERMAMEDICA

¿Qué efectos tiene en la piel?

Debido al calor que se produce, las fibras de colágeno se acortan y contraen, causando el efecto de tensado que se ve luego del tratamiento. Mientras que a medida que se realizan las sesiones que tu médico o esteticista ha indicado, los fibroblastos van a ir generando nuevas fibras de colágeno, ayudando a un efecto más prolongado de regeneración de colágeno.

En las células de grasa (adipocitos), el calor que genera la radiofrecuencia, hace que estas aceleren su metabolismo, favoreciendo su destrucción, mejorando así la apariencia de la celulitis. Además, ayuda a mejorar tanto la circulación sanguínea como drenaje linfático, mejorando la apariencia de la piel de naranja.

La radiofrecuencia está dirigida a mejorar:

  •  Flacidez de la piel
  • Arrugas
  • Cicatrices
  • Celulitis
  • Grasa localizada
  • Circulación
Sesiones de radiofrecuencia

Se puede realizar en personas de cualquier tipo de piel

¿Quién es candidato para radiofrecuencia?

Se puede realizar en personas de cualquier tipo de piel, que presente signos de flacidez en la piel del rostro como: párpados, mejillas, piel alrededor de los ojos; o en cualquier parte del cuerpo como: cuello, pecho, brazos, abdomen, o piernas.

Además se utiliza para tratamiento de remodelamiento corporal, cuando se necesita reducir medidas o mejorar áreas con celulitis. Se puede utilizar solo, o en combinación con otras técnicas reductoras.

También hay equipos que utilizan radiofrecuencia para rejuvenecimiento vaginal, en caso de laxitud de la piel o mucosas del área genital, o en personas postparto (con la autorización del ginecólogo). Así mismo, se puede utilizar en personas con leve incontinencia urinaria para mejorar el tono de la piel y ayudar a disminuir el problema.

Especialista en radiofrecuencia

Elige un centro o un especialista que se adapte a tus necesidades

¿Cómo encontrar al especialista?

Es fundamental que investigues y busques un médico o esteticista que esté correctamente calificado para hacer este procedimiento, que aunque se considera sencillo, igual tiene sus riesgos si no es realizado correctamente. Es importante que acudas a una clínica estética o dermatológica que cuente con equipos adecuados que se encuentren aprobados para este uso.

Sesión radiofrecuencia

Imagen DERMAMEDICA

¿Qué pasa durante la primera consulta?

Durante la primera consulta es necesario que te hagan una evaluación integral, para ver qué áreas son las que necesitan trabajar, y si es necesario combinar la radiofrecuencia con otros tratamientos.

Debes de acudir a la primera consulta sin maquillaje en caso de que consultes por flacidez o arrugas en la cara. Si tu consulta es por flacidez o celulitis en otras partes del cuerpo, el médico o esteticista hará una evaluación completa, y te explicará cuáles son los resultados que puedes obtener. Siempre se tomarán fotografías iniciales para poder realizar los controles después del tratamiento. Es importante que le comuniques todas tus inquietudes para que puedas aclararlas.

¿Cómo se realiza el procedimiento?

Dependiendo de la máquina que vayas a utilizar, puede ser necesario colocar hielo o crema anestésica antes del procedimiento.

  • Radiofrecuencia convencional: La esteticista o médico deberá hacer una correcta limpieza del área que va a tratar y luego aplicará un gel. Las áreas más comunes a tratar son el rostro, cuello, los brazos, piernas, caderas y glúteos. Con el cabezal del equipo empezará a hacer movimientos circulares y sentirás que empieza a emitir calor. El calor va a ser intenso pero siempre debe ser tolerable y no debes sentir que te estás quemando. Tu médico o esteticista deberá ir controlando la temperatura en la que se está trabajando, así pueden asegurarse que se esté realizando correctamente. La radiofrecuencia en brazos suele durar alrededor de 30 minutos y las caderas pueden llegar a durar más de una hora. Posterior a eso, el especialista le aplicará un gel especial para aliviar y refrescar la zona tratada.

     El tratamiento no requiere de anestesia y dura alrededor de una hora.

  • Radiofrecuencia Indiba: Es muy similar a la radiofrecuencia convencional con la diferencia que es necesario utilizar dos electrodos metálicos que serán los encargados de emitir calor a través del campo eléctrico que se genera entre ambos. El especialista pondrá uno de los electrodos bajo la piel del paciente y el otro se moverá para generar corriente produciendo calor. Esto traerá consigo que se reduzca la grasa localizada y se puedan rejuvenecer los tejidos. Está comprobado que también ayuda a combatir las molestas estrías.

¿Qué sucede después del procedimiento?

Los efectos secundarios son pocos, y de corta duración. La piel va a estar un poco enrojecida y el área que se trabajó estará un poco hinchada y sensible. Dependiendo del tratamiento que estés realizando, estos efectos pueden ser de mayor o menor intensidad, por ello es importante que apliques compresas frías o hielo para disminuirlos.

Se realizan 2 a 3 sesiones mensuales y luego se realiza una sesión mensual de mantenimiento.

Así mismo, es importante que el paciente mantenga la piel hidratada después del tratamiento, así como evitar cualquier tipo de exposición al sol durante los días posteriores.

Cualquier síntoma que no te haya mencionado el médico o esteticista, debes de reportarlo inmediatamente, al igual que si empiezas a observar que aparecen ampollas, manchas o erosiones en el área.

¿Cuáles son los resultados a esperar?

Después del procedimiento, el colágeno se retrae, lo que da el efecto ¨lifting¨. Con el paso de las sesiones, se regenera el colágeno en las capas profundas y podemos observar una piel más tersa, con menos arrugas, mejora la apariencia de la celulitis y la flacidez. Usualmente esto lo podemos obtener a partir del primer mes, y depende del estado inicial de la flacidez de tu piel y del área que estés tratando.

Riesgos y efectos secundarios posibles

El principal riesgo es padecer una quemadura en la piel, cuando no se ha mantenido temperaturas controladas durante el procedimiento, o en casos en que no ha habido un buen cuidado después de haberse realizado el tratamiento. Es importante que evites exponerte al sol o a temperaturas elevadas durante los días posteriores.

Preguntas frecuentes

  • ¿Para quiénes está contraindicado este tratamiento?  Este tratamiento está contraindicado para personas embarazadas, en período de lactancia, con problemas cardíacos, cardiovasculares o neuromusculares. Así como también pacientes que se hayan puesto implantes de colágeno recientemente, pacientes con marcapasos o que se hayan puesto algún tipo de prótesis metálica. Tampoco son buenos candidatos personas con laxitud severa en la piel y con daños permanentes por el sol. Finalmente no se aconseja para personas con obesidad mórbida.
  • ¿Es doloroso? Puedes sentir incomodidad por el calor que se produce, pero recuerda que este siempre debe ser tolerable. Si es necesario puedes utilizar hielo previo al procedimiento.
  • ¿Cuánto dura la sesión? Dependerá del equipo que se utilice, pero usualmente suelen durar alrededor de una hora.
  • ¿Cada cuánto es necesario realizar este procedimiento? Por lo general se realiza una vez al mes, pero en la actualidad existen maquinas que trabajan con mayor potencia y no es necesario hacer tratamientos mensuales. Esto también dependerá del área y el objetivo de tu tratamiento. Es necesario realizarse sesiones de mantenimiento según lo indique tu médico.

Bibliografía

"La información que aparece en esta web es solo orientativa y nunca puede sustituir la información que debe proporcionarte tu propio médico estético, cirujano estético o especialista estético. Si estás valorando la posibilidad de realizarte algún tratamiento o intervención médica (también en caso de dudas o preguntas) dirígete directamente a tu médico especialista para que te proporcione la información correspondiente. Clinicasesteticas no respalda ni recomienda ningún contenido, procedimiento, producto, opinión, profesional de la salud o cualquier otro material e información en esta guía o en cualquier parte de este sitio web."