10 consejos posoperatorios de una rinoplastia

10 consejos posoperatorios de una rinoplastia
Por Clinicasesteticas.cl
16 ago 2018

La rinoplastia es una de las cirugías, tanto estéticas como funcionales, más requeridas en estos días por mujeres y hombres. Esta cirugía ayuda a las personas a mejorar su autoestima y confianza, y además mejora su calidad de vida y su salud, ya que resuelve problemas como el tabique desviado o los pólipos.

Es una operación simple que no suele tener complicaciones; sin embargo, al tratarse de una intervención en una zona delicada, en ocasiones aparecen molestias durante el posoperatorio que pueden llegar a durar algunas semanas. Dentro de estas molestias está el sangrado, o bien alguna hinchazón, o hematomas en la zona de alrededor de los ojos. Todas estas dolencias desaparecen pasados tres o cuatro días desde la realización del tratamiento.

Otra consecuencia que suele suceder tras la operación es sentir adormecimiento e incluso una sensación de firmeza en la punta de la nariz. Este efecto se puede prolongar durante meses. Algunos pacientes afirman experimentar también rugosidad en los lados y en la parte superior de la nariz.

shutterstock-704245774.jpg

Tratamiento Rinoplastia

↪️ Relacionado: Rinoplastia: una cirugía que ayuda a superar complejos e incomodidades

Consejos para reducir las molestias después de una rinoplastia

  • Alimentación. En algunos casos, tras la realización de una operación de este tipo, se suelen presentar náuseas y vómitos durante las 24 horas siguientes. Esto es consecuencia de la anestesia. Por ello, es importante seguir una dieta sana y ligera que alivie estos inconvenientes, con platos tales como sopas, purés e infusiones durante el primer día. Posteriormente, se pueden ir agregando, de manera gradual, otros platos a medida que vayan disminuyendo las molestias estomacales. Normalmente se recetan analgésicos para el dolor, pero es fundamental no tomarlos con el estómago vacío, puesto que pueden causar náuseas y dañar este órgano.
  • Reposo y descanso general. A pesar de no ser una intervención de tanta magnitud, se precisa realizar el reposo necesario. Durante las primeras 24 horas debe ser absoluto, y en los 15 días siguientes tiene que ser moderado, evitando actividades que impliquen un fuerte esfuerzo físico.
  • Evitar sonarse. Todos los especialistas aconsejan no sonarse la nariz, por lo menos durante las dos primeras semanas después de realizar el tratamiento, para evitar hemorragias. Otro consejo similar es evitar, dentro de lo que se pueda, reír, llorar o gesticular con el rostro. En cuanto a estornudar, es algo que no se puede controlar, pero mientras se está en proceso de recuperación, se sugiere hacerlo con la boca abierta, disminuyendo así la presión, lo que evitará el sangrado.
  • Realizar lavados nasales. Utilizar agua de mar para limpiar las fosas nasales es la mejor opción para reducir las molestias producidas por las heridas y las costras internas. También ayuda a mantener las fosas hidratadas y a despejar la respiración.
shutterstock-1059231206.jpg

Antes y después

  • No angustiarse con la congestión nasal. Que aparezca congestión es muy normal tras este tipo de operaciones. Para aliviarla, se sugiere utilizar los espráis descongestionantes que el médico indique, siguiendo al pie de la letra las recomendaciones sobre su utilización. Si por el uso de estos espráis se llegara a percibir sequedad, picor o estornudos, habrá que acudir al especialista lo antes posible.
  • Beber mucha agua. Esto ayudará a evitar la sequedad mientras la nariz está taponada con las tablillas o tapones. El paciente tendrá que respirar por la boca, lo que puede aumentar la sequedad de esta zona. Para reducir este molesto síntoma, lo mejor es beber agua continuamente.
  • Usar un humidificador. La sequedad en la nariz y en la boca es algo muy normal tras la intervención de rinoplastia. Para aminorar esta desagradable sensación, se usa el humidificador, más aun durante la noche. Se le puede agregar al agua sustancias descongestionantes como eucalipto o menta.
  • Rigurosidad frente a las prescripciones médicas. Bajo ningún motivo se debe recurrir a la automedicación, menos después de una intervención tan delicada. Solamente se debe seguir al pie de la letra los consejos médicos indicados por el especialista. Si se padece alguna enfermedad o patología que requiera el consumo de fármacos, se debe consultar con el cirujano antes de someterse el tratamiento.
  • Aceptar los cambios emocionales durante el posoperatorio. En muchas ocasiones, los pacientes, después de ser operados, atraviesan un período de mucha sensibilidad emocional, que puede desembocar en una depresión. Esto se debe al aspecto del rostro hinchado o a lo limitado que se ve el paciente. El problema suele desaparecer a medida que la recuperación va avanzando, pero si este estado emocional no mejora después de unas semanas, es aconsejable acudir a un especialista.
  • Si surge alguna urgencia, acudir inmediatamente al especialista. Es el cirujano quien informará al paciente de los efectos normales tras la operación, así como de aquellos que no lo son. Si aparece algún problema en la vista, el paciente sufre dolor fuerte que no remite con antibióticos, tiene fiebre por encima de los 37,5 grados o sufre secreciones acuosas y claras, deberá acudir al especialista inmediatamente. Asimismo, si el posoperatorio es positivo, la recuperación también lo será, y para que la recuperación sea lo más rápida posible es importante seguir al pie de la letra los consejos dados por el médico en cada caso específico.

↪️ Relacionado: ¡Atención! 10 sencillos consejos para el posoperatorio de la rinoplastia

Después de cualquier intervención de este tipo, se pide tener paciencia y estar tranquilo, para que todo vaya tomando forma en su proceso hasta llegar a ver los resultados. Para conseguir una óptima recuperación se tienen que hacer algunas modificaciones en la vida cotidiana.

shutterstock-287596631.jpg

Tratamiento exitosamente realizado con sus cuidados especificos.

Se estima que en un plazo de entre cuatro a seis semanas la nariz estará totalmente recuperada, por lo que el paciente podrá volver a realizar las actividades normales de su vida. El uso diario de protector solar de calidad en la zona tratada es fundamental, pero solo debe usarse durante los tres meses posteriores al tratamiento.

↪️ ¿Te has realizado una rinoplastia y tienes algunas molestias o dudas? Participa en el foro y comparte tu experiencia para ayudar a quienes desean realizarlo.

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!

0 comentarios

Las informaciones que aparecen en Clinicasesteticas.cl en ningún caso pueden sustituir la relación entre el paciente y su médico. Clinicasesteticas.cl no hace apología de un tratamiento médico específico, de un producto comercial o de un servicio.

Consulta al doctor